sábado, 29 de abril de 2017

LA CADUERNA

Según el diccionario, Caduerna significa, raíz de la jara seca y aplastada que se usaba para barrer la era. En esta ruta vamos a transitar por un vasto territorio de jaras que se desliza hacia el fondo de  idílicos valles por donde transcurren, entre el silencio y la serenidad, las tranquilas aguas de varios arroyos. Es día 27 de abril de 2017. Pincha en el "play" y comenzamos esta aventura.
Comenzamos a pedalear entre las hermosas y atractivas viviendas del pueblo zamorano de Nuez, perteneciente al municipio de Trabazos, construidas al estilo tradicional de la arquitectura alistana, pasando por su Iglesia de Santa María
y bajando hasta la Fuente Grande o Romana.
Terreno "rompepiernas" de dificultad media/alta que podeís ver en el mapa, descargando todos los datos y perfiles de la ruta en: LA CADUERNA 
Abandonamos Nuez por su vertiente este
entre pequeñas parcelas de cebadas
y verdes praderías que forman un interesante y magnífico balcón sobre las sierras que aparecen al norte.
Aromas y fragancias de jaras
se mezclan en la rápida bajada por el Camino del Castillón,
que con una seductora y atractiva luminosidad
nos deja sobre las aguas del Arroyo de la Riberica.
Entre las laderas de El Coto y Las Urrietas, encontramos un exuberante paisaje
con un estupendo puente de lajas, que crea y engendra un delicado y fantástico rincón.
La ruta nos va mostrando pequeños
y preciosos altozanos
que descienden hasta los verdes y frescos valles.
El primer repecho nos envuelve entre la blancura de algunas flores
que nos deposita sobre la Peña Aguda, disfrutando a vista de pájaro, de la confluencia del Arroyo de la Riberica con el Reguero del Valle.
También disfrutamos del magistral Meandro de la Riberica
bajando hasta sumergirnos en sus claras y nítidas aguas
en el fondo del asombroso y extraordinario cañón.
Otro bucólico puente
nos ayuda para seguir la estela del Reguero del Valle,
cruzando bellas tenadas y apriscos
hasta encontrar una pequeña fuente donde poder refrescarnos.
En sus inmediaciones, la primavera brota con toda su fuerza y energía
amplificada por la maravillosa perspectiva del arroyo
y la pura y acreditada "puesta en escena" de este señorial paraje.
Mas adelante, el camino nos conduce por una bonita zona de encinas
donde existe una pequeña área recreativa para poder descansar.
Espectaculares y coloridas represas en las zonas de Bocafradinos
y Las Francas
hasta la bella confluencia y unión del Arroyo de Ruiney.
El camino rodea desde La Palomera con una fuerte rampa por un encinar
hasta alcanzar el Collado de Peña Beneita, desde donde podemos ver las casas de Nuez.
Pinos y jaras nos acompañan 
por la bajada de El Contrigo en busca de la carretera que une Nuez y Moldones.
Tras un corto tramo por la carretera, tomamos a la derecha el camino junto al Arroyo Urrieta,
que pasa junto a una edificación en ruinas y se eleva hasta alcanzar
los Altos de Valdeperdices y Las Mayadas
pudiendo alcanzar con la vista la Sierra de la Culebra y Peña Mira.
Un fuerte descenso entre esencias y efluvios de lavandas por el Arroyo Cueva
hasta buscar en el fondo del valle el Río Manzanas, que marca la frontera entre España y Portugal.
Escoltados entre pinos, afrontamos la pendiente mas dura de todo el itinerario
para alcanzar el Puerto de Gamonal con el corazón desbocado y las piernas "tronzadas".
Nos recuperamos del esfuerzo merodeando entre las plantas y descubriendo hermosas tonalidades ocultas a simple vista.
Ya restablecido, iniciamos un trepidante descenso con vistas al Río Manzanas
para inmiscuirnos, de nuevo, sobre las aguas del Arroyo de la Riberica
y su encantador y atrayente Molino del Pontón
Antes visitaremos las ruinas de otro pequeño batán
en un precioso y agradable recodo del arroyo
aderezado y ornamentado por una estupenda alfombra del "cancel de las ninfas".
Navegamos "viento en popa a toda vela"
hasta el enigmático y paradisiaco Molino del Pontón,
rodeado de una imperturbable serenidad
donde únicamente se escucha el susurro de su pequeña cascada, amplificado entre la soledad del lugar.
Un duro y fuerte zig-zag por el Camino de las Estercadas
nos deja sobre el Alto de las Becerras.
Un suave descenso por el Arroyo Salguiruelo, nos muestra los frutos de varios árboles
y los cercados de piedras que suben 
hasta este pequeño refugio.
Descendemos entre colmenas
por el gratificante Arroyo Fontano
y entre un pequeño roquedo
avistamos la parte oeste de Nuez.
Por el Camino de Valdeladrones
dejamos atrás una pequeña edificación de piedra
tornando por el Camino de la Magdalena hasta este bonito majuelo junto a la carretera.
Al otro lado, la ruta recorre la frondosidad del Arroyo del Puerto
entre pequeñas manchas de robledal
girando hacia Las Llagunicas y El Casal desde donde podemos ver a la derecha el municipio de Trabazos.
Finalmente impulsamos nuestro pedaleo por la zona de Los Quemados
y entre un perfecto, armonioso y colorido ambiente primaveral
ponemos fin a este trepidante y maravilloso episodio por el área de influencia de Lugares de Interés Comunitario (LIC) "Riberas del río Manzanas y afluentes".
Saludos desde Nuez. Hasta una próxima aventura.
ÁLBUM DE FOTOS: LA CADUERNA